Turismo responsable = Animales felices

El ecosistema es responsabilidad de todos y es que para emprender nuevas aventuras son necesarias dos cosas: la voluntad y la responsabilidad por el entorno. Si bien el turismo es una necesidad en las sociedades actuales, también lo es la conservación del medio ambiente y cada uno de sus habitantes, de ahí la importancia del concepto de renovar y de cuidar, ambos términos están ligados el uno con el otro y es que ¿Para qué turismo con un ambiente destruido? . Muchas actitudes humanas podríamos cuestionar a la hora de emprender un viaje, sobre todo a zonas donde predominan especies en vía de extinción o en cautiverio por razones científicas o culturales.

Ahora bien ¿Piensas hacer turismo en un lugar donde habitan animales? Si es así, te damos algunas recomendaciones, que tienen como objetivo proteger tu integridad y la de otros seres vivos que al igual que tú merecen respeto y admiración :

1. Según la cultura el dinero puede tener mucha o poca trascendencia a nivel religioso o cultural, por eso si visitas un lugar donde hay proxenetas de animales, evita a toda costa darles dinero para su actuación, esto sin duda prolongará el sufrimiento del animal, además  por lo general este tipo de negocios nunca resultan bien por ser  ilícitos, ten en cuenta que existe una diferencia abismal entre animales de trabajo y animales de explotación.

2. No participes en shows callejeros donde actúan animales y mucho menos si están en jaulas o encadenados.

3. Trata de no hospedarte en lugares que tengan animales en cautiverio.

4. Sólo participa en proyectos que estén en pro del cuidado de los animales.

5. No nades en medio de delfines u otros animales que son considerados salvajes.

6. Ayuda con comida a los perros y gatos abandonados del lugar.

7. Evita los paseos en carruajes empujados por burros o caballos.

8. No alces la voz o fumes cuando estés en presencia de animales, tampoco vayas a festivales donde torturan animales, así sean tradicionales.

9. No provoques a los animales, ni compres objetos hechos con partes de animales.

10. No sustentes negocios con animales de “espectáculo” .

11. No entres en contacto con animales peligrosos.

12. No te tomes fotografías con animales.

No olvides que mientras puedas realizar cada una de estas acciones podrás contribuir o no a el maltrato de especies que quizá estén en vía de extinción, si llevas a cabo cierto tipo de actitudes podrías convertirte en victimario sin saberlo, por eso cuídate y cuida a tu entorno, aunque suene repetitivo, los animales sienten igual que cualquiera de nosotros, y cualquier acto de negligencia podría ser causante de muchas contingencias ambientales.

Fuente: turismo-responsable.com/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *