El camino para los adictos a la adrenalina

En la provincia de Málaga, entre los municipios de Ardales y Álora, hay una ruta que se conoce con el nombre de “El Caminito del Rey”. La particularidad de este camino es que sus 3 kms de longitud se encuentran suspendidos a 100 metros sobre el nivel del suelo en las paredes casi verticales del Desfiladero de los Gaitanes.

El Caminito del Rey en Málaga

El Caminito del Rey en Málaga

El camino fue construido originalmente para conectar dos centrales hidroeléctricas que se construyeron a principios del siglo 20 en esta zona rural de Málaga y se encuentran situadas en cada extremo del Desfiladero de los Gaitanes. Precisamente, se llama “El Caminito del Rey” debido a que el Rey Alfonso XIII visito el lugar en mayo de 1921 para inaugurar las estaciones de energía, aunque el camino inicialmente fue conocido como “Los Balcones”. La ruta fue concebida para transportar trabajadores y materiales de construcción entre las dos plantas.

El camino fue construido con arena y cemento y hasta el día de hoy se mantiene en su lugar gracias a los soportes metálicos con los que fue diseñado. Anteriormente, el camino tenía una barandilla de hierro para que el tránsito por allí fuera seguro, pero con el paso de los años la barandilla se fue deteriorando hasta romperse y caer. Ahora, el camino debe ser transitado con arneses pues no tiene ninguna barandilla y algunos de sus tramos no tienen más de un metro de ancho, por lo que si no se utilizan los implementos adecuados de seguridad se puede estar sufriendo un inesperado accidente.

Transitar por El Caminito del Rey es un riesgo que sólo debe ser asumido por personas adictas a la adrenalina que cuentan con amplia experiencia en actividades como la escalada, rapel y  senderismo; de otra manera, si no se cuenta con experiencia en estos temas es mejor no arriesgarse a transitar por allí. Ya son varias las historias que cuentan que viajeros intrépidos han decidido atravesar los 3 kms del camino y lastimosamente perecieron en el intento, cayendo al río bajo el desfiladero.

Travesía por El Caminito del Rey

De manera que, si se tiene un gran interés por realizar ésta ruta hay que tener diversas cuestiones presentes para no tener problemas a la hora de correr el riesgo. En primer lugar hay que prepararse muy bien, tener dispuesto a la mano un buen equipo de escalada y, si es posible, contratar un guía que tenga experiencia en el camino, no se debe hacer está travesía solo puesto que si surge alguna complicación es necesario que haya alguien cerca dispuesto a ayudar. El segundo aspecto que se debe tener en cuenta es andar por el camino con cautela y cuidado, la gran mayoría de accidentes suceden por errores humanos, ya sea porque alguien esté saltando o jugando con el cable de seguridad. El tercer punto que no se debe olvidar es llevar como mínimo 60 metros de cuerda, con ella se puede hacer un descenso en rapel de emergencia, de ser absolutamente necesario.

Recuerde estar muy bien preparado para enfrentar el gran reto de “El Caminito del Rey”, recuerde que se debe tratar el camino con el respeto que se merece, la vida depende de ello. El camino no es para valientes ni osados, es para aventureros que saben apreciar y valorar cada lugar por el que transitan en donde sólo buscan tener una fuerte descarga de adrenalina.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *