Cortijos como casas rurales

Los cortijos andaluces son las antiguas casas de labranza. Verdaderos iconos de un paisaje andaluz que sigue recordándonos la esencia, el alma característica de sus gentes, pero sobre todo de sus costumbres. Algunos de estos elementos intrísecos del cortijo son las macetas de geranios, las paredes encaladas como túnicas pétreas imborrable, el patio donde crece un limonero -como ya escribió el poeta andaluz Antonio Machado- o el entorno natural que rodea la casa.

Por todo ello, si se quiere visitar Andalucía durante las vacaciones, en Semana Santa o en cualquier otra época del año, una buena recomendación es pasar unos días en un cortijo andaluz. Aquí os mostramos una selección de cortijos que funcionan como casas rurales:

Huerta la Lapa

Esta casa rural está alejada de cualquier bullicio turístico aunque a tan sólo unos kilómetros de Málaga. Esto permite unas vacaciones tranquilas alejadas de cualquier núcleo urbano donde los niños pueden disfrutar del entorno, el jardín y los chapuzones en la piscina sin ningún tipo de problema.

Cortijo Huerta La LapaCortijo Huerta La Lapa

Cortijo Huerta La Lapa

 

La Pendolera

Este cortijo de la provincia de Jaén está a las afueras del pueblo de Siles. Se compone de 4 apartamentos independientes con diferentes capacidades según el tamaño del grupo. Este antiguo cortijo andaluz ha sido rehabilitado con todo lo necesario para funcionar como alojamiento rural.

La Pendolera

La Pendolera

 

Cortijo Prado Toro

Esta finca es de reciente construcción pero guarda todos los aspectos característicos de los cortijos de la Alpujarra de Granada. Su mayor virtud es la decoración interior y las vistas desde el exterior de la casa.

Cortijo Prado Toro

Cortijo Prado Toro

One comment on “Cortijos como casas rurales
  1. Pingback: ¿Qué llevar en la maleta cuando se hace Turismo Rural?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *