Bodegas de Ciudad Real

Las rutas del vino en Ciudad Real se han constituido como uno de los reclamos turísticos más relevantes en la zona. El pueblo de Valdepeñas es una de las mecas del vino en esta región pero hay más de 15 bodegas y pagos en la provincia que conforman un rico abanico de variedades y caldos de distinta índole pero con el denominador común del sabor de Castilla La  Mancha. Todas ellas ofrecen visitas guiadas y actividades relacionadas con el enoturismo como talleres de cata o excursiones por sus viñedos.

Viñedos de Ciudad Real

Viñedos de Ciudad Real

En el conocido Campo de Montiel y a pocos kilómetros de Valdepeñas se erigen varias de las bodegas características de esta Denominación de Origen: Bodegas Real, Bodegas Dionisos y Bodegas Arúspide. Son tan sólo algunas de las más emblemáticas pero, sin duda alguna, un buen ejemplo de cómo este municipio ha llegado a ser uno de los referentes en enoturismo en España.  Para los que buscan alojamiento, en el pueblo de Almagro, cerca de las bodegas de Valdepeñas, se encuentra una casa rural singular, Arte y descanso, un establecimiento con una orientación solidaria y que engloba un gran número de pequeñas obras de artesanía que se exponen y se venden a los propios huéspedes.

En todo caso también se han ido subiendo al mismo tren otras bodegas que más allá de Valdepeñas están creciendo en el mundo del enoturismo como es Pago del Vicario, una bodega con hotel y restaurante creada en 2005 y ubicada a tan sólo 8 kilómetros de Ciudad Real. Por otro lado, en un paraje incomparable como son los Montes de Toledo a caballo entre ambas provincias, se encuentran las viñas de la Finca Dehesa del Carrizal, una bodega ubicada en un entorno único. En el mismo municipio de Retuerta del Bullaque donde se extiende la finca se encuentra la Venta del Arriero, un hostal rural, idóneo para recorrer estos parajes.

Hay muchas más bodegas en toda Ciudad Real que abren sus puertas al viajero picado por la curiosidad de ver cómo se elaboran los vinos en esta región. Unos días en La Mancha, de buen seguro, que bien valen un brindis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *